• Bienvenidos

  • Bienvenidos

  • Bienvenidos

  • Bienvenidos

  • Bienvenidos

Balanza equilibrada

La justicia es dar a cada uno lo que le pertenece. Una exigencia universal. Se puede decir que el hombre, por naturaleza, rechaza que le quiten lo que es suyo. Ninguna razón puede justificar la apropiación indebida. Por otra parte, constatamos que nos movemos en mundo  nada justo. Muchos de los acontecimientos, de cada día, son una buena expresión de la injusticia. Tenemos, en consecuencia, que apuntarnos a esta causa.

            Alguien decía que para alcanzar la justicia hay que vivirla interiormente.Tiene que ser una actitud personal de respeto hacia los otros y sus cosas. Con razón se ha simbolizado con una balanza perfectamente equilibrada. Si un platillo estamos nosotros y en el otro los demás, para que se mantenga el equilibrio de ninguno se puede quitar nada. Si le quitamos algo a los demás y lo hacemos nuestro, la balanza se desajusta.

            Para ser justos hay que manejar a la perfección aquello ni de más ni de menos, a cada uno lo suyo. Hay que practicar la siguiente regla de oro: actúa con los otros tal como ellos querrían ser tratados. Trátalos tal como tú mismo querrías ser tratado si estuvieras en su lugar.

            Si no respetamos la dignidad sagrada de las personas, la ilusión de la justicia se nos escapará de las manos. Será un sueño más.

Haciendo caminos

Tratándose de la justicia no es fácil hacer camino, pero tampoco imposible. ¿Cómo llegar a ser justo? Tienes que comenzar por hacer una buena higiene mental. El punto de partida es valorizarte a ti mismo y, por supuesto, a los demás. Si te respetas a ti mismo       harás las cosas con responsabilidad; si respetas a los otros,nunca harás nada que les perjudique. Lo cual quiere decir que serás justo con ellos y nunca les quitarás lo que les pertenece.

 Para hacer la senda de la justicia también tienes que preguntarte: ¿Cómo me gusta que me traten a mí? ¿Me gusta que me traten con justicia? La respuesta la sabes bien. A todos nos agrada que nos traten con respeto y que nadie nos quite lo que es nuestro. Pues bien, este criterio tienes que aplicarlo en todas tus acciones.

Por último, tienes que convencerte que las personas justas tienen una enorme recompensa. Nada tienen que temer y, por lo tanto, viven en paz. El ladrón siempre vivirá atemorizado. Convéncete, estos son los caminos.

Picotazos sabios

.   Esto de la justicia es un tanto curioso. Todos hablan de ella y el mundo está lleno de injusticias. ¿Qué nos está pasando? Respuesta es que no la llevamos en el corazón.

  .    Sería muy interesante chequearnos con un buen examen, para ver que puntuación merecemos. ¿Cuál será el resultado?

. Tengo la impresión que las personas buenas, encuentran una profunda paz cuando son justas con los otros. Se cumple a las mil maravillas aquello de que la paz es producto de la justicia.

       Hay que asociarse al grupo de los que desean un mundo justo. Hay que prepararse para ganar la batalla contra la injusticia. Por lo tanto, entre más mejor. Tú también eres bien recibido.

 

Volver al Inicio / Valores / Conectate con Estos Valores